Mar
28

De usos y malos usos del smartphone: ¿Eres in o out?

publicado el 28/marzo/2012 en Protocolo & Redes Sociales con 7 Comentarios

Hablando con amigos de este tema, me consta que mis opiniones no van a ser compartidas por muchos de vosotros. Los que conocen mi faceta de profesor de protocolo lo entenderán, quizá no tanto los que me conocen por mi faceta 2.0. Digo esto porque para un enamorado de los social media como yo, mi teléfono inteligente, un iphone 4 , es una herramienta extremadamente útil, y su uso intensivo es una de las características de mi nueva vida, intensa nueva vida. Pero he llegado a la conclusión que debo ponerle freno, de hecho estoy en ello desde hace unas semanas.

Aún así se me olvida muchas veces, y  me descubro mirando el móvil o a la tableta cuando no toca, y casi nunca toca cuando estoy con alguien. Estos cacharros y sus aplicaciones están preparados para distraernos, sacarnos de lo que estamos haciendo, son auténticos ladrones de tiempo y atención.

No es una buena costumbre dejar de atender a la persona que tenemos delante porque recibimos cualquier alerta del tipo que sea que llega de nuestro móvil;  nos cambia la cara, miramos la pantalla y  nos ponemos a contestar como posesos al whatsapp de turno, o a un retweet perdido que seguro puede ser atendido en otro momento, o a una llamada de un numero no conocido.

A mi cada vez me molesta más que me lo hagan, de hecho empiezo a funcionar como un fumador, intento echar los tuits en privado, cuando voy al baño o estoy a solas….

Estar enganchados full time al móvil es para muchos lo más de lo más; queda muy moderno ir mirando al móvil todo el rato, como si nada más existiera, pero no nos damos cuenta de la falta de respeto al que tenemos delante o nos acompaña.  Hace unos días disfruté de una excelente cena con estupenda compañía, todos ellos tuiteros. Imaginaros la escena, todo fotos y tuits, todos centrados en nuestro cacharrito, qué guay…..

Y la cena se nos pasó entre tuit y tuit, pero poco o nada interesante de charla durante la comida. Creo que el mejor momento llegó cuando empezaron a flaquear las baterías y la conversación fluyó entre nosotros. Al final de la cena, después de comprobar con orgullo los miles de impresiones y nuestro efecto en redes, me fui a casa pensando que algo no iba bien, que se nos fue la olla, que no habíamos disfrutado de la comida ni de la estupenda conversación que podía haber sido y no fué. Grave confusión entre lo urgente y lo importante.

Siempre he sabido que mi vida 1.0 es muy interesante, y por muchos excelentes tuits o comentarios que entren por mi teléfono, la inmediatez con que llegan los e-mails y la facilidad con que hago una búsqueda en internet,  nunca será comparable a una interacción humana, un cara a cara con alguien realmente importante. Ten en cuenta que todos los que están frente a ti son importantes; amigos, clientes, familiares, jefes, proveedores, compañeros, esposa, hijos….. hasta el que nos corta el pelo o limpia en nuestra oficina, todos somos importantes, los más importantes en ese momento.

A mi no me gusta nada que cambien mi atención por un ring/alerta/ruidito que emita un loco cacharro, me gusta que me hagan sentirme importante, ¿y a tí? ¿Qué opinas de aquellos que dejan todo por un aviso de su smart phone? ¿Eres In o out?

Soy director de programas de Gastrouni, que desarrolla programas universitarios de posgrado para directivos o propietarios de restaurantes. Soy un tipo con suerte al que la vida le ha dado mucho más de lo que esperaba. Me encanta la gastronomía, las motos, la música...

actualmente hay 7 comentario(s)

  • Raul

    comentado el 28/03/2012 at 17:06

    Hola Oscar,

    Creo que tienes más razón que un santo, de echo yo también estoy en fase de desenganche. Suerte con la «terapia».

  • Juan de Elche

    comentado el 28/03/2012 at 17:57

    Teoricamente podrías haber tenido una experiencia gastronómica y una reunión muy enriquecedoras, pero ni los platos, ni las conversaciones, ni otra cualquiera de las cosas que no fuesen los moviles, ofrecio ninguna propuesta que mejorase la «puja».

    Oferta y demanda. Todos demandamos algo que nos «interese»/sorprenda/guste/etc. y lo que ocupe nuestro tiempo/dinero/esfuerzo/etc. es lo que en REALIDAD merece la pena.

    Dejando aparte trastornos obsesivo-compulsivos lo de la sociedad 2.0 no deja de responder a los mismos parametros que todo en la vida -oferta y demanda- pero con nuevos «juguetes».

    Cuando realmente quieres algo no hay alarmas, avisos, twet, etc. etc. que te aparte de lo que te interesa.

    • oscar

      comentado el 29/03/2012 at 21:37

      Hola Juan, muchas gracias por tu comentario. Es bien cierto lo que dices, pero como todo, tiene un límite. A veces no somos muy conscientes, o adoptamos costumbres que nos hacen «esclavos» de determinados comportamientos, somos animales de costumbres, y cuando hacemos una cosa al menos 21 días, se convierte en hábito. Creo que tanto la compañía como los platos en esa cena tan espectacular estaban por encima del uso del cacharrito. En todo caso, es cierto que estábamos en esa cena por nuestra «relevancia» digital y tocaba tuitear. Hicimos casi un millón de impresiones ;-)….. Saludos, amigo.

  • Carla Paola

    comentado el 14/04/2012 at 15:55

    Yo me estoy enviciando pero la mirada de mi esposo me desconecta inmediatamente.

    • oscar

      comentado el 20/04/2012 at 12:21

      El venenos es la dosis. Todo en su justa medida es lo apropiado. Gracias por tus comentarios.

  • Alvaro Acuña

    comentado el 21/04/2012 at 13:52

    Hola Oscar,

    Totalmente de acuerdo contigo.A ello contribuye que cuando descubres, como es mi caso, más en profundidad el mundo 2.0 quieres estar presentes en todas las redes sociales y estar a la vez activo en ellas.Entro a un restaurante,hago check-in,miro twitter,observo todo a mi alrededor a ver si hay algo que me inspire fotografiarlo y subirlo a Instagram,me habrán repineado mi última foto subida a pinterest?,face,google +…Quizás lo exagerado un poco pero un observador neutro me podría decir que sí.Cada cosa en su momento.

    Ya lo habrás visto pero sino es así te envío este vídeo que se relaciona perfectamente con tu tema.

    Un saludo!

    http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=pcUFp0-wT7U

    • oscar

      comentado el 22/04/2012 at 21:46

      Gracias por tus comentarios, Álvaro. Me veo reflejado en tus palabras, y por eso llegué a la conclusión que debía controlarlo de alguna manera. Ahora lo llevo bastante bien, aunque me estoy quitando,je,je,je. Buenas noches.