Oct
11

Plan de empresa 2.0: Cambia todo para que nada cambie

publicado el 11/octubre/2012 en Formación & Redes Sociales & Universidad con 0 Comentarios

El pasado 18 de julio tuve el placer de asistir como ponente a las “Jornadas de Comunicación Online y Emprendimiento a través de las Redes Sociales” que se celebró con motivo de los Cursos de Verano que organiza la Universidad de Alicante. Mi ponencia versó sobre la implantación de un plan de empresa, pero versión 2.0, porque los Social Media han provocado una revolución y las empresas tienen que adaptarse a este cambio producido.

Por eso tenemos que acogernos a los nuevos entornos sociales para generar relaciones con los clientes, hablando el mismo idioma que ellos, pero además siendo atractivos y modernos. Es decir, para adaptarnos a este nuevo cambio debemos estar al día de lo que ocurre en nuestra propia empresa, conectando con todos los actores del sector y con sus líderes más influyentes.

Para ello las redes sociales son unas herramientas estupendas, ¿sabías que pasamos una media de 9 horas al día frente a dispositivos digitales? Es una gran oportunidad para aprovecharlas (en España ya supera el 90% de penetración) y hacer que las empresas conecten con sus usuarios.

El gran número de redes sociales aparecidas en los últimos años provoca que la clientela se disperse por el mercado, provocando una mayor segmentación. Ahora los clientes no quieren que se les grite a través de un altavoz, prefieren una conversación de tú a tú con una persona, quieren ser el foco y necesitan sentirse únicos.

Entonces, ¿cómo lo hago? Para ello debes formarte, preparar un argumentario que consiga convencer a tu jefe, socio o cliente y que no se te olvide compartirlo todo (recuerda que somos seres sociales). Tienes que planificarte, organizarte, ser más educado, ser más humano, escuchar, investigar, pedir ayuda, intermediar, coordinar a tu equipo, trabajar a medida, recordar que los detalles importan, adaptándote, sin engaños, ni aburrimientos, sonriendo, usando la imaginación (seguro que puedes convertir el salchichón en marisco), trabajando 24/7, usando la tecnología y lo tradicional, mejorando tu inglés, pescando donde están los peces y midiendo tus acciones. Y,  ¿por dónde empiezo?

Muchos te dirán que lo más importante es la idea, aunque no tiene que ser una buena idea, debes asegurarte de que cubre una necesidad de mercado. Todo lo relacionado con internet, el SoLoMo (Social Local Mobile), el poder de los singles, la personalización y customización, la curación de contenidos, la tercera edad, y todo lo relacionado con el ocio y el turismo, son buenos ejemplos. A partir de aquí es como cualquier otro plan de empresa, así que te dejo la presentación para que le eches un vistazo y te animes a llevar a cabo tu idea.

Recuerda esto del gran Steve Jobs: “La innovación no es cuestión de dinero, es cuestión de personas”. Pero, ¿crees que es una verdadera revolución , o es una vuelta a los orígenes?

Soy director de programas de Gastrouni, que desarrolla programas universitarios de posgrado para directivos o propietarios de restaurantes. Soy un tipo con suerte al que la vida le ha dado mucho más de lo que esperaba. Me encanta la gastronomía, las motos, la música...