Mar
29

Porqué lo llamamos amor cuando queremos decir sexo. Relaciones en el trabajo. 2ª Parte

publicado el 29/marzo/2011 en Protocolo con 0 Comentarios

Hola amigos, seguimos comentando lo que debes tener en cuenta en caso de que tengas un filtreo en la oficina. No te lo aconsejo, pero si vas para adelante, ten en cuenta todo esto:

5 No reveles información confidencial. Si descubres secretos a tu amante, asegúrate de que son tuyos y no de la empresa. El mero hecho de comunicar una información confidencial te dejará expuesto a dificultades si el idilio concluye con una riña que te  lleva a la ruptura, lo que suele ser más que habitual.

6 No confundas tu motivación. Ocurre, frecuentemente, que nos sentimos atraídos por personas que trabajan a nuestro lado y en las que no nos fijaríamos si estuviéramos en cualquier otro sitio. Por lo tanto, se prudente y recuerda que la familiaridad despierta el deseo de ligar.

7 Deja siempre aparte a tu jefe y a los miembros de la alta dirección. Se encuentran en situación de perjudicarte y de dañar tu prestigio si un idilio no llega a feliz término. Incluso cuando va por buen camino, raramente utilizarán los recursos de su posición para ayudarte. En tales casos, conviene más conformarse con un amor platónico, nunca declarado, que verte frente el despido y desempleo.

8 Analiza el final desde el principio. No seas ingenuo. Todos los devaneos amorosos que surgen el la oficina tienen una fecha de caducidad. Si la cosa se tuerce, habla cuanto antes con tu amante como lo hace un adulto a otro y llega de mutuo acuerdo a la conclusión del idilio. Cuando éste termina, no queda más remedio que reconocerlo.

Lo cierto es que los negocios o el trabajo en la empresa y el placer no se deben mezclar porque la combinación de los dos produce por lo regular un cóctel explosivo. Si a pesar de todo quieres meterte en flirteos, debes saber que un devaneo amoroso iniciado en el trabajo casi seguro que dañará tu prestigio y pondrá en peligro tus posibilidades de progreso en el ejercicio de tu profesión.

Una advertencia para las mujeres:

Si eres mujer y piensas iniciar un romance dentro de la empresa debes ser particularmente cuidadosa. Las relaciones sentimentales en la oficina son casi siempre para vosotras el suicidio de vuestra carrera. Cuando el idilio termina, lo normal es que la persona de categoría inferior tenga que marcharse y, sabiendo lo machista que suele ser el entorno empresarial, esa persona será de ordinario la mujer.

Si el hombre es el jefe de la mujer, es posible que empiece a criticar su trabajo y a sacar faltas. Hay mil maneras de hacer que la vida laboral sea desagradable. O quizás te despida, lisa y llanamente, si cree que de ese modo se librará de preocupaciones. Sea como fuere, te quedarás sin colocación y sin referencias. Piénsalo dos veces, mejor tres veces….

Todo esto que he contado, se resume en el famoso dicho popular, dónde tengas la olla no metas la… Espero que este post te sirva de ayuda y te haga pensar antes de dar el paso. ¿Estás de acuerdo con lo que cuento? ¿Se te ocurre algún otro consejo?

 

 

Soy director de programas de Gastrouni, que desarrolla programas universitarios de posgrado para directivos o propietarios de restaurantes. Soy un tipo con suerte al que la vida le ha dado mucho más de lo que esperaba. Me encanta la gastronomía, las motos, la música...