Oct
23

¿Y si cambiamos producto gastronómico por experiencia turística?

publicado el 23/octubre/2012 en Formación & Gastronomia & Turismo con 2 Comentarios

La semana pasada tuve el honor de moderar una mesa redonda en un gran congreso, concretamente en el XVI Foro Internacional de Turismo de Benidorm. Desde aquí quiero agradecer a los organizadores su invitación a un evento con tanto ilustre participante. Pero antes de empezar a contarte mi experiencia y las conclusiones que saqué de ella, hablaré del resto de la jornada, la cual se abría con la conferencia inaugural del experto en turismo gastronómico Gerry Dawes.

Los 40 años que lleva viviendo en España este norteamericano le han servido para convertirse en un gran conocedor de la gastronomía española. Utilizando únicamente imágenes para hacer su presentación, repasó cómo los restaurantes, desde Nueva York hasta Los Ángeles y haciendo parada en Santa Fe, se han ido convirtiendo con el paso de los años en reclamos turísticos por sí mismos. En el momento de hablar de España, destacó el gran nivel que tienen en general los cocineros españoles, muchos de buenos  amigos como Mª José San Román, Quique Dacosta, Paco Torreblanca, Kiko Moya, Alberto Redrado, Mª Carmen y Lola Vélez, Rafa Poveda, Pepe Mendoza, la importancia de los vinos de Alicante y terminó haciéndole una oda a uno de nuestros platos más conocidos, el arroz. A raíz de esto, parece que se nos olvida la gran variedad y la inmensa oferta gastronómica que poseemos y sólo nos damos cuenta cuando nos los dicen los que vienen de fuera. Me llenó de orgullo oír de su boca tanto piropo merecido a los primeros espadas de la gastronomía provincial.

Tras la pausa para el café, me subí al escenario para empezar con el primer panel de las jornadas. La mesa redonda que moderaba tenía como título «Gestión del Patrimonio Gastronómico en los Destinos Turísticos: Claves de Innovación y Marketing» y estuvo compuesta por cinco profesionales ligados íntimamente al turismo y la gastronomía; dos de mis tres pasiones, la tercera no hace falta que os la diga porque la conocéis de sobra.

Cristina Recoder, directora del Instituto de Estudios Turísticos-Turespaña, empezó su ponencia con unos datos alentadores, ya que casi cinco millones de turistas extranjeros que visitan España lo hacen motivados por nuestra gastronomía, siendo los franceses e italianos los vecinos europeos que más lo hacen. Otro dato que tendríamos que tener en cuenta es que según el IET, un 66% de los turistas que visita España por motivos gastronómicos también se interesa por las actividades culturales; síntoma de la importancia de la transversalidad de este sector. Para ello es imprescindible transmitir una experiencia satisfactoria para que estos turistas repitan, es decir, según sus cálculos harían falta unos cincuenta mil gestores de experiencias en España que se emocionen con su trabajo y consigan primero atraerlos para después fidelizarlos.

Tras finalizar su charla llegó el turno al alimón de Héctor Pérez y Jaime Rodríguez, gerente y director técnico respectivamente del Plan de Competitividad de Turismo Gastronómico de Asturias «Saboreando Asturias«. También empezaron con datos, como que el 92% de los españoles consideran esta comunidad autónoma como un destino gastronómico. Hablaron de que en Asturias se ha pasado de la comarcalización a la especialización por productos turísticos, en el que se potencian los destinos y el territorio según las necesidades de la demanda mediante un turismo experiencial. El nuevo marketing turístico está totalmente unido a las experiencias y a las redes sociales, para ello han puesto en marcha lo que han llamado las experiencias gastronómicas: «propuestas temáticas basadas en recursos, tradiciones o actividades vinculadas al producto gastronómico que ofrecen la posibilidad de conocer y disfrutar el territorio en su totalidad y de todos los sectores de actividad de forma transversal para aportar al usuario una experiencia gratificante basada en el descubrimiento, el conocimiento y la gastronomía

Para cerrar el turno de las ponencias, David Izquierdo, gerente de Empresas de la Asociación «Saborea España«, fue el encargado de darnos las pinceladas básicas de este proyecto de gran envergadura, como no, con datos importantes como los más de cinco mil millones de euros que ingresa España gracias al turista gastronómico y del mayor gasto medio por día que este realiza. El posicionamiento que tiene España a nivel mundial respecto a la gastronomía es un elemento clave, en el que se unen prestigio, calidad, tradición y vanguardia. El mejor ejemplo de ello son los cocineros españoles reconocidos mundialmente que promocionan la gastronomía del país en eventos y ferias, un reclamo para atraer a este tipo de turistas, haciendo más hincapié en el producto y menos en el recurso. Las tapas son un buen ejemplo de que aunque no sea el producto más rentable sí es el más exportable.

Me alegró ver que mis ideas sobre lo que debe ser la experiencia gastronómica están cercanos a las tesis y experiencias que los ponentes expusieron en la mesa, la mejora de la experiencia turística gastronómica en los destinos. En definitiva, me lo he pasado genial y he aprendido mucho. Espero volver a repetir el año que viene.

Para ver el vídeo con la entrevista que me hizo Canal 9 haz click aquí.

Soy director de programas de Gastrouni, que desarrolla programas universitarios de posgrado para directivos o propietarios de restaurantes. Soy un tipo con suerte al que la vida le ha dado mucho más de lo que esperaba. Me encanta la gastronomía, las motos, la música...

actualmente hay 2 comentario(s)

  • Iván Villanueva

    comentado el 23/10/2012 at 20:22

    Creo que el titulo es exportable a cualquier sector, por ejemplo Y si cambiamos producto______ por experiencia ______?? (rellenar los huecos con lo que sea), me encanta el enfoque de este post

    Un saludo

    • oscar

      comentado el 23/10/2012 at 20:32

      Gracias por tu comentario, Iván, estoy de acuerdo con lo que dices, parece que los diversos actores se están dando cuenta que el cliente cambia a pasos agigantados, algo es algo. Aún estamos lejos de acciones muy económicas y efectivas en nuestros destinos, como el wifi gratis en las ciudades, de manera que el turista no tenga miedo a encender su móvil y compartir experiencias, sobre todo culinarias, que son las que nos gustan más compartir….. Saludos, amigo.
      Oscar